Está usted en: Inicio > Alumnos > Entrevista a D™ Amalia Lorente Martínez

Entrevista a D™ Amalia Lorente Martínez

La grafología es un buen aliado cuando un psicólogo se dedica a la clínica, el ejercicio de ella es duro. No se puede vivir de las rentas. En todas las sesiones nuestro cliente nos supone un reto, no siempre se consigue comunicar con él, ni se puede ser efectivo aplicando una determinada terapia ante una misma situación aparentemente igual. No todo sirve para todos. La individualidad impregna cualquier relación entre cliente y psicólogo.

En el último congreso Internacional de Psicología de Granada, en julio de 2005, una afirmación de los ponentes me llamó la atención: "En la clínica psicológica, todo sirve en la medida que nos sea útil a la hora de conseguir resultados" El buen resultado siempre pasa por tener claras las pautas a marcar para afrontar el conflicto y resolverlo, esto siempre implica un cambio y no todas las variables que interactúan se pueden modificar de la misma manera.

Los profesionales que nos dedicamos a ella nos gustaría que la Psicología fuera una ciencia exacta. °Sería tan fácil aplicar las fórmulas y llegar al resultado! No, aquí el individuo se impone, es una persona con un nombre y con dos apellidos. Irrepetible. La técnica terapéutica tendrá que acoplarse a su personalidad porque ésta no se acoplará a la técnica. No hay más. Nos la jugamos con cada cliente y en cada sesión.

La Grafología es un buen aliado para desentrañar esa maraña de rasgos personales que forman la individualidad. Nos dirá qué tipo de persona tenemos enfrente cuando analicemos su firma, la localización de ésta en el papel y su situación con respecto† al texto. Cómo se relaciona con los demás, lo sabremos por su letra. Al interesarnos que la firma no sea aislada sino que forme parte del conjunto de su escritura, y como son tantos los pensamientos que tienen que materializar en el papel, firmar no será un esfuerzo añadido.

Con los tests estandarizados, la interpretación es más fría y calculada; con la Grafología los resultados pueden ser más profundos y con mayor armonía en la relación entre las variables a analizar.

A partir de aquí sólo necesitamos tiempo para enmarcar su personalidad, saber si puede haber patología física o psicológica y, sobre todo, conocer su capacidad de afrontamiento. Nos ayudará a la hora de elaborar un camino de salida al conflicto de nuestro cliente.

Si en todas las terapias, la Grafología es un método de ayuda, en la terapia de pareja, su aportación es fundamental, ganaremos tiempo a la hora de conocer las personalidades de sus componentes y la forma de relacionarse entre ellos.

Trabajar en equipo siempre tiene ventajas. La Psicología y la Grafología forman un gran equipo y, como cualquier pareja bien avenida, se pueden ayudar y† complementar mutuamente, sin interés partidista.

D™ Amalia Lorente Martínez
Psicóloga y Grafóloga

Fecha: 12/11/2005




© Instituto Científico de Criminalística Documental ∑ Jesús Barrón Martín -† Todos los derechos reservados
 
Amalia Lorente Martínez
D™ Amalia Lorente Martínez
"Si en todas las terapias, la Grafología es un método de ayuda, en la terapia de pareja, su aportación es fundamental"
"Rasgos personales que forman la individualidad"

"... con la Grafología los resultados pueden ser más profundos y con mayor armonía en la relación entre las variables a analizar."
"En la clínica psicológica, todo sirve en la medida que nos sea útil a la hora de conseguir resultados"